LA NIÑA BLANCA

14 oct

imagen11

Con ropaje elegantemente decorado y del tamaño de una persona, la imagen de la Santa Niña Blanca (como la llaman también los creyentes) muestra su guadaña mientras sostiene al mundo sobre la palma de la mano derecha, en una vitrina colocada en la entrada de la Parroquia de la Misericordia, ubicada en la céntrica Colonia Morelos de la CD. de México.

Al fondo de la construcción, en lo que fuera una casa de principios del siglo XX, se ubica el altar principal de la Soberana Señora, donde cientos de personas acuden semanalmente a rezarle, o a pedirle algún favor.

Entre flores y veladoras, al menos 20 imágenes y cuadros de la “Poderosa Señora” integran el altar, donde sus devotos le ofrendan manzanas rojas, agua, pan blanco, incienso, e incluso le invitan a cigarros, que según la creencia, siempre deben ser dos, uno para ella y otro para el devoto.

En La Santa Muerte, su última novela, Homero Aridjis, indaga sobre la manifestación de creatividad recientemente conocida acerca del inagotable sincretismo religioso mexicano y, sin desvirtuar su intención literaria, analiza las vertientes sociales del culto a la muerte.

“Es un culto muy fuerte, que va en aumento, está vinculado a la tradición del Día de Muertos, tiene raíces históricas tanto de la época prehispánica como de la Colonia y se acomoda muy bien al México contemporáneo”, dice.

El santuario de la Santísima Muerte carece de relación con prácticas de brujería, hechicería, o satanismo.

2307100472_445a79ae59

Allí, no hay misas ni cristianas, ni negras.

Las primeras, no se hacen, porque  es un altar sin reconocimiento de la Iglesia Católica y donde la gente, sólo reza, pide y ofrenda a la Santísima. Y de las segundas, menos, porque no integran una secta satánica, ni de ninguna otra índole

La primera capilla a la Santa Muerte, fue fundada el 7 de septiembre de 2001 y  la mayoría de los devotos, son feligreses católicos, en cuyas demandas y oraciones, siempre se invoca a Dios, a Cristo y a la Virgen de Guadalupe.

La capilla de la Santa Muerte, está colocada al frente la casa, protegida por un portal de láminas y rodeada de ofrendas florales y frutales -sobresalen las manzanas que simbolizan abundancia-, ex votos, veladoras, juguetes, billetes, monedas, golosinas, cigarros, puros, bebidas alcohólicas en vasos y botellas.

La escultura de la Santísima –también se le conoce como Señora de las Sombras, Señora Blanca, Señora Negra, Niña Santa, La Parca, La Flaca- es de dos metros de altura. Tiene la figura tradicional de la calaca del Día de Muertos, sólo que se le viste como virgen y santa, con vestuarios de distintos colores, cada uno de los cuales, tienen un significado especial.

santa muerte figura 2

De su cuello, vestido, guadaña, balanza, brazos y falanges -de metal- penden pulseras de perlas, oro y plata empotradas con piedras preciosas. Son ofrendas y ex votos de quienes agradecen algún milagro, o favor.

Su capellana, quien tiene 42 años de rendirle culto, afirma que a la Santísima no le importa la índole social, o laboral de sus fieles, porque “todos nacemos con algo chueco” y a la calle de Alfarería 12 llegan lo mismo hombres de toda condición social que niños, ancianos y mujeres de la calle.

Acerca de la plurifuncionalidad de la Santísima, Homero Aridjis destaca que en su novela, se propuso evidenciar los dos Méxicos que concurren ante ella: “El de la gente que pide favores, o milagros para tener trabajo, salud o comida, y el de los hombres del poder económico, político o criminal, quienes curiosamente le solicitan venganzas o muertes”.

“Hacen este tipo de plegarias, porque no se las pueden solicitar a Dios, a las vírgenes, o a los santos. En mi novela –apuntó el escritor mexicano- resalta la intención de mostrar esta situación, así como la estética de violencia y mostrar el gran talento que los mexicanos tienen para ornamentar la muerte”.

Los habitantes de la casa donde esta la Capilla, cambian la vestimenta de la Santa Muerte cada primer lunes de mes. El color va de acuerdo con la temporada y a la demanda que sus fieles plantean. El rojo simboliza pasión, el verde esperanza, el blanco y el azul pureza, colores de la Virgen María con que regularmente está vestida.

450px-santa-muerte-nlaredo2-1

La fiesta de la Santa Muerte, es el 1 de noviembre, el Día de Muertos. La noche del 31 de octubre, se reza un rosario para vestirla de blanco como a una novia. Este día y los lunes de cada mes, hay rosarios nocturnos para bendecir las imágenes que llevan sus fieles en estatuillas, escapularios, medallas, cajitas, tatuajes, etcétera.

La gente que visita su altar, le rinde pleitesía con la misma devoción con la que lo hace ante Cristo, los santos y las vírgenes. Se persignan, rezan, le piden y la ofrendan. El número de adeptos crece día a día.

En torno a la ceremonia, se agrupan vendedores de antojitos, refrescos, flores, veladoras, figuras de la Santísima, ropa, cigarros, hojas volantes con grabados y oraciones específicas para el rosario y puros, los que presuntamente son del mayor gusto de la Niña Blanca y que en la capilla se venden a 15 pesos.

El culto a la Santa Muerte se empezó a practicar en 1962. sin embargo,  los chamanes de Catemaco, también le rinden pleitesía desde hace mucho tiempo.

Es muy difícil fijar una fecha exacta de cuándo surgió el culto. Lo más probable es que provenga de la fusión de las culturas de la muerte prehispánica y europea en la época de la Colonia, que haya permanecido oculta varios siglos y que sólo ahora esté saliendo a la luz pública.

El culto a la Santa Muerte, se ha extendido de tal forma en México, que quienes lo profesan, han decidido no ocultar más su fervor y han puesto altares en la calle para que cualquiera que requiera su ayuda, pueda invocarla.

Sus promotores, la presentan como una «entidad espiritual» que ha existido siempre, desde el principio de los tiempos hasta nuestros días, por lo que maneja una energía denominada «energía de la muerte», capaz de materializarse en una figura, que concentra tanto la fuerza creadora como la destructora del universo. Según ellos, el creyente en la Santa Muerte puede aprender a manejar esta fuerza, que emana de sus imágenes consagradas, puesto que la Santísima (otro de sus nombres) es una de las protecciones más fuertes que existen.

sta_muerte__17__512112368

Para sus devotos, la Señora, como la llaman afectuosamente, es capaz de aparecerse y manifestarse corporalmente, o imprimir sus imágenes en diversos lugares. En libros y revistas en los que se promueve su culto, narran las intervenciones milagrosas que han vivido, en las que la Santa Muerte los ha librado de múltiples peligros y les ha ayudado a resolver problemas complicados.

¿Qué decir al respecto? Que se trata de una superstición más, que en este caso se manifiesta dando características humanas y divinas a un fenómeno tan natural como la muerte, que no es ni una persona, ni siquiera una cosa, o fuerza. Podríamos definirla simplemente, como el término de la vida.

Conviene señalar, que los católicos que rinden culto a la Santa Muerte y a sus imágenes, están haciendo un pecado gravísimo, pues les están atribuyendo poderes que no tienen, ni tendrán jamás. Por otra parte, en vez de poner la propia confianza en Dios, la ponen en una supuesta entidad (o ser) espiritual, que, sencillamente, no existe. En realidad, la Santa Muerte, no es una persona. Es sólo un fenómeno natural, como el nacer, o el crecer (el inicio y el desarrollo de la vida), aunque nunca se habla del Santo Nacimiento, o Santo Crecimiento.

Fuente : Catholic. net
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 85 seguidores

%d personas les gusta esto: