EGIPTO EN SINTESIS

1 feb

Egipto , es la república situada en el noreste de África, en Oriente Próximo. Limita al norte con el mar Mediterráneo, al este con Israel y el mar Rojo, al sur con Sudán y al oeste con Libia.

Se gobierna por una Constitución promulgada el 11 de septiembre de 1971, que establece un Estado socialista árabe que tiene al islam como religión oficial.

El jefe del Estado es el presidente de la República, nombrado por la Asamblea Popular y elegido mediante elecciones populares. El presidente se elige para un periodo de seis años y tiene el poder de formular la política general estatal y supervisar su ejecución.

La autoridad legislativa recae en la Asamblea Popular unicameral; los 454 miembros se eligen para un periodo de cinco años, de los que la mitad son siempre representantes de grupos de trabajadores y agricultores.

El poder judicial se basa en elementos de la ley islámica (sharia), con influencias de las legislaciones inglesa y francesa.

Egipto se divide administrativamente en 26 gobernaciones. La capital y la ciudad más grande es El Cairo, otras ciudades importantes son: Alejandría, el puerto principal , Gizeh,  Port Said, en la entrada mediterránea del Canal de Suez  y Suez, en la parte sur del canal.

Piramides de Egipto

En 1948, Egipto y otra serie de estados árabes, entraron en guerra con el recién creado Estado de Israel. La responsabilidad de la derrota bélica recayó sobre el gobierno y el ejército se volvió contra el rey Faruk I, hijo de Fuad, que no mostraba dotes para la tarea de gobierno y evidenciaba una notoria despreocupación por el bienestar y la moralidad pública. En 1952, un grupo de oficiales llevó a cabo un golpe de Estado que derrocó al rey. En 1953, se proclamó la República de Egipto.

El primer presidente de la República, el general Muhammad Naguib, fue una figura nominal, pues el poder fue ejercido realmente por Gamal Abdel Nasser, presidente del Consejo del Mando de la Revolución, integrado por oficiales que habían tramado la conspiración. En abril de 1954 Nasser se convirtió en primer ministro; en noviembre de ese año, Naguib fue destituido y Nasser asumió la autoridad ejecutiva. En julio de 1956 fue elegido oficialmente presidente de la República.

Gammal Abdel Nasser

Al principio, Nasser siguió una política de acercamiento a Occidente y negoció con éxito la salida de las fuerzas británicas de Egipto en 1954. Pronto evolucionó a una política de neutralidad y solidaridad con otras naciones africanas y asiáticas del Tercer Mundo y se convirtió en el máximo defensor de la unidad árabe.

La negativa de los países occidentales a proporcionar armamento a Egipto (que probablemente utilizaría contra Israel) provocó un giro en la política exterior de Nasser, que le acercó al bloque de los países del Este. Como represalia, el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo denegó a Egipto la concesión de un préstamo para financiar el proyecto de la presa de Asuán.

Río Nilo

Nasser respondió nacionalizando el canal de Suez y trató de utilizar sus ingresos para financiar la construcción del embalse. Irritados por esta decisión, Gran Bretaña y Francia (los principales accionistas en el canal) se unieron a Israel en un ataque a Egipto en 1956. La presión de Estados Unidos y la Unión Soviética forzó a los tres países a abandonar el territorio egipcio, por lo que las fuerzas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) fueron desplegadas entre Egipto e Israel.

Con la intención de proseguir el sueño de la unidad árabe, Nasser en 1958 favoreció la unión de Egipto y Siria con el nombre de República Árabe Unida. Aunque sólo duró tres años, pues los sirios se rebelaron y reafirmaron su independencia, Egipto mantuvo el nombre de República Árabe Unida durante varios años.

En 1967, Nasser, al continuar la lucha contra Israel, cerró los estrechos de Tirán a los barcos israelíes y solicitó que las fuerzas de la ONU fueran retiradas de la frontera.

Los israelíes, al creer que Nasser estaba preparando la guerra, atacaron primero y destruyeron los aeródromos y las posiciones egipcias en el Sinaí, avanzando sus tropas hasta alcanzar la margen derecha del canal de Suez. Esta guerra de los Seis Días dejó a Israel en posesión de toda la península de Sinaí. Cuando las negociaciones parecían no conducir a ningún resultado, Nasser recurrió a la Unión Soviética, que rearmó a Egipto a cambio de una base naval en su territorio.

MIG -21 egipcio

Nasser murió en 1971. El problema sucesorio se solucionó cuando fue elegido su vicepresidente, Anwar al-Sadat, colaborador durante largo tiempo de Nasser.

Los grupos políticos de la oposición eligieron a Sadat como candidato de compromiso, suponiendo que podía ser fácil de manipular. Sin embargo, el nuevo presidente les burló y con el apoyo del ejército, mandó arrestar a los disidentes, puso en libertad a los presos políticos encarcelados por Nasser y proclamó un régimen de liberalización económica y política, en especial para la prensa, que Nasser había controlado estrictamente.

Las escaramuzas entre Egipto e Israel habían continuado desde 1969, y esta guerra de desgaste causó muchas bajas entre las fuerzas militares egipcias. Sadat intentó encontrar una salida mediante la negociación; fracasada ésta, planeó en secreto otro ataque contra Israel.

Anwar al Saddat

Primero restableció sus vínculos con los estados árabes, sobre todo con Arabia Saudí, que financió la compra de armas a la Unión Soviética. Entonces, el 6 de octubre de 1973, el día sagrado del Yom Kipur y durante el mes santo del Ramadán musulmán, Egipto lanzó un ataque aéreo y terrestre a través del canal de Suez que supuso el inicio de la guerra del Yom Kipur, que sólo finalizó por la intervención de fuerzas de la ONU.

MIG-17 egipcio

Aunque Egipto no ganó la guerra, desestabilizó las fronteras establecidas en 1967 y, ayudado por la trayectoria diplomática del secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger, recuperó el control del canal de Suez. Al haber elevado la moral egipcia, Sadat se preparó para la ronda de negociaciones.

En 1974 y 1975, Egipto e Israel concluyeron una serie nueva de acuerdos gracias a la mediación de Kissinger que proporcionaron la retirada de las tropas del frente del Sinaí. En junio de 1975, Egipto reabrió el canal de Suez, permitiendo el paso a los barcos que transportaban mercancías israelíes. Israel se retiró de ciertos puntos estratégicos y de algunos de los campos petroleros del Sinaí.

El resto del mundo árabe denunció a Egipto por firmar una paz separada con Israel, y numerosos dirigentes árabes tildaron a Sadat de traidor a la causa árabe. Egipto fue incluso expulsado de la Liga Árabe en 1979, por lo que la sede de la Liga se trasladó de El Cairo a Túnez.

En el interior del país, las protestas contra el tratado de paz surgieron de grupos de fundamentalistas islámicos, lo que provocó una dura represión por parte de Sadat. En tal ambiente, fue asesinado por fundamentalistas religiosos miembros del Ejército, el 6 de octubre de 1981, durante una parada militar que conmemoraba la guerra del Yom Kipur.

El vicepresidente Hosni Mubarak sucedió a Sadat. Mientras se adhería a los Acuerdos de Camp David, Mubarak procuró aplicar la liberalización política dentro de Egipto así como mejorar las relaciones con otros Estados árabes.

Hosni Mubarak

En enero de 1984, Egipto aceptó una invitación a reincorporarse como miembro número cuadragésimo segundo a la Conferencia Islámica. En abril de ese mismo año, en las primeras elecciones generales celebradas en Egipto bajo la presidencia de Mubarak, el Partido Nacional Democrático del gobierno consiguió el 87% de los votos.

El presidente Mubarak resultó reelegido en referéndum en octubre de 1987. En 1989 fue readmitido en el seno de la Liga Árabe. Después de que Egipto formara parte de la coalición que se enfrentó a Irak en la guerra del Golfo Pérsico de 1991, la mitad de sus 20.200 millones dólares de deuda fue condonada por los países aliados, y el resto fue renegociado.

En 1992, los islamistas empezaron a lanzar violentos ataques contra funcionarios gubernamentales, coptos, turistas, mujeres que no se cubrían el rostro con velo y otros sectores en una campaña para sustituir el gobierno de Mubarak por otro basado en el estricto cumplimiento de la ley islámica.

En octubre de 1993, Mubarak ganó un referéndum por el que fue reelegido para un tercer mandato presidencial. En 1994, continuó la violencia por parte de los militantes islámicos que intensificaron los atentados contra turistas y extranjeros, llegando a apuñalar al premio Nobel Naguib Mahfuz. El 26 de junio de 1995, Mubarak escapó a un atentado, al parecer efectuado por islamistas egipcios, mientras visitaba Addis Abeba (Etiopía).

Más tarde criticó a Sudán por dar refugio a sus atacantes, país con el que sus relaciones han ido empeorando al considerarle el centro de las actividades de los fundamentalistas, que durante 1996 continuaron afectando al sector turístico, con el consiguiente descenso en el ingreso de divisas.

Durante los meses de noviembre y diciembre de 1995 se celebraron elecciones legislativas, que nuevamente se desarrollaron en un ambiente de disturbios, protagonizados por las fuerzas del orden y los islamistas, que se saldaron con más de 50 muertos. Todos estos acontecimientos acaecidos en los últimos años contribuyeron al endurecimiento del régimen frente a los integristas islámicos y a la convocatoria de una cumbre antiterrorista, en marzo de 1996.

Templo de Luxor en Egipto

Un atentado terrorista llevado a cabo en el paraje arqueológico de Luxor el 17 de noviembre de 1997 por la organización islamista Gamaa Islamiya causó la muerte a 67 personas, 57 de ellos turistas, 4 policías y guías y 6 miembros del propio comando. La acción terrorista supuso un nuevo retroceso de la actividad turística en el país. De otro lado, el presidente Mubarak albergó el 4 de septiembre de 1999 una reunión entre el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yasir Arafat, y el primer ministro israelí, Ehud Barak.

Dos días después sufrió otro atentado que le hirió levemente. Mubarak obtuvo la victoria en el referéndum convocado el 26 de septiembre de ese año para ratificar la decisión parlamentaria de que se mantuviera al frente de la República, y accedió así a su cuarto y quinto mandato, que lo tiene actualmente en el poder.

En enero de 2011 tuvieron lugar fuertes protestas populares en las principales ciudades de Egipto pidiendo la salida de Mubarak, meses antes de cumplir 30 años en el poder.

En un discurso que pronunció en una transmisión en cadena el día 28 de enero de 2011 Mubarak anunció su decisión de formar al día siguiente un nuevo Gobierno, pero sin dimitir de su cargo. El 11 de febrero, sin embargo, la presión popular forzó su dimisión, y entregó el poder a las Fuerzas Armadas de Egipto, que constituyeron un consejo militar de gobierno. El exgobernante marchó hacia el centro vacacional de Sharm el-Sheikh y su familia se había ido del país días antes.

About these ads

2 comentarios to “EGIPTO EN SINTESIS”

  1. Khaled El Sinousy marzo 7, 2012 at 11:11 AM #

    ME GUSTA EGIPTO ES COM LA SENGRE QUE CIRCULAPOR MI CUERPO

    • lidia soto septiembre 22, 2012 at 5:39 PM #

      Creo que cada uno siente orgullo por su pais….y te felicito porque si la tienes en tu sangre que circula por tu cuerpo…bendiciones amigo mio

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 88 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: