EL TANGO, SENSUALIDAD EN MOVIMIENTO

20 Oct


El tango, es una forma musical, bailable y cantable que prosperó en el Río de la Plata en el último tercio del siglo XIX, en particular en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Tango, es una palabra cuyo origen responde al mismo fenómeno histórico: el intercambio cultural entre Europa y América.

En algunas lenguas africanas, TANGO, designaba el lugar donde se reunía a los negros lugareños para embarcarlos como esclavos. El término TANGOMAO, era un africanismo de la lengua portuguesa y quería decir “hombre que trafica con negros”.

En América se llamó tangos, a los sitios en que la población negra se reunía para bailar y cantar, y por consecuencia, a toda la música que se tocaba en ellos.

En el último tercio del siglo XIX, el tango rioplatense prosperó en lugares de mala nota, bailes de soldados, cafetines de suburbios y prostíbulos.

Los primeros tangos, carecían de autores, a veces eran meras recopilaciones de melodías folclóricas que se tocaban con ritmos casuales y a las que se solía agregar letrillas procaces.

Algunas de estas piezas fueron recopiladas tardíamente por músicos como Julián Aguirre y Carlos Vega. El primer tango con autor conocido es “El entrerriano”, de Rosendo Mendizábal, estrenado en 1896 e impreso en 1898.

Lo más reprobable del tango primitivo, aparte de su origen de barriada, era su coreografía de parejas agarradas que entrelazaban las piernas con movimientos de la mitad inferior del cuerpo, considerados obscenos por evocar la relación sexual.

Por esa razón, el tango se tocaba en revistas y espectáculos musicales desprovisto de letras ofensivas y de pasos de baile.

Las primitivas orquestas de tango eran pequeñas (tríos, cuartetos) y de composición inestable. Generalmente estaban formadas por instrumentos fáciles de transportar, entre ellos el bandoneón, un pequeño órgano portátil de origen alemán.

A comienzos de la década de 1910, el tango se puso de moda en París y, como consecuencia de ello, en el resto de Europa y en Estados Unidos.

En Buenos Aires ,se olvidó su mala fama y se aceptó en los salones de la alta sociedad y en los cabarés de lujo. Esto permitió contar con orquestas estables, normalmente sextetos, de composición fija: bandoneones, violines, piano y contrabajo.

La posibilidad de cantar en los teatros y, más tarde, en la radio, así como la fabricación de discos de gramófono, favorecieron la aparición de cantantes de tangos, el más famoso de los cuales fue Carlos Gardel.

Otros nombres importantes del canto son Mercedes Simone, Ada Falcón, Sofía Bozán, Tita Merello, Rosita Quiroga, Azucena Maizani, Ignacio Corsini, Agustín Magaldi y Alberto Gómez.

La fama del tango entre 1913 y 1939 (vísperas de las dos guerras mundiales) que acreditan escritores como Jean Cocteau y Francis Scott Fitzgerald, entre otros muchos, interesó a diversos compositores de la época, que se valieron de él para sus partituras. Entre ellos podemos citar a Ígor Stravinski, Ernst Krenek, Morton Gould, Kurt Weill y Jacinto Guerrero.

A mediados de la década de 1950 surgió un movimiento de vanguardia en la trayectoria del tango, cuyo representante más notorio es Ástor Piazzola.

Iniciado en esta música en su niñez, tuvo una orquesta típica propia a mediados de la década de 1940 y luego estudió música en Argentina y Europa. De regreso a su tierra, ensayó diversas formaciones, desde el quinteto y el octeto hasta la gran orquesta. Piazzola introduce en el tango modernas armonías disonantes, ritmos no tradicionales, la improvisación propia del jazz y el uso del contratiempo.

Las letras de tango más características, datan de las décadas de 1920 y 1930. De ellas se desprende la visión de una sociedad tradicional basada en la familia, que siempre está centrada en la figura de la madre y se ve acechada por los peligros que corren los jóvenes: la corrupción que el cabaret propone a las mujeres y el juego y la disolución a los varones.

Las letras clásicas de tango evocan los barrios humildes y decentes de Buenos Aires, donde viven gentes sencillas que exaltan las pequeñas virtudes de la modestia y la austeridad.

El mundo social que rodea a estos barrios, es visto con notorio fatalismo y apuntes de crítica jocosa de las costumbres de las clases adineradas.

Anuncios

Una respuesta to “EL TANGO, SENSUALIDAD EN MOVIMIENTO”

  1. CARLOS LORIA SALAZAR octubre 20, 2010 a 4:19 AM #

    Otros nombres importantes del canto son Mercedes Simone, Ada Falcón, Sofía Bozán, Tita Merello, Rosita Quiroga, Azucena Maizani, Ignacio Corsini, Agustín Magaldi y Alberto Gómez.

    MERCEDES SIMONE FUE LA,PRIMERA MUJER QUE CANTO TANGO, ES CONOCIDA POR TODO ARGFENTINA COMO LA DAMA DEL TANGO, SU PROMER DISCO SE GRABO EN 1902 CON LA,ORQUESTA LLAMADA LOS GUAPOS DEL 900.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: