RECORDANDO A MARIANO MATAMOROS

1 Mar

Nació en la ciudad de México el 14 de agosto de 1770.  Era hijo de José Matamoros y Mariana Guridi.

Realizó sus estudios en el colegio de la Santa Cruz en Tlatelolco, en la ciudad de México, graduándose de Bachiller en Artes y Teología en el año de 1789, y de Sacerdote en 1796.

Se desempeñó como sacerdote en las parroquias de Santa Ana, Santa Catarina, mártir y del Sagrario metropolitano en la ciudad de México, finalmente se le nombró cura interino del pueblo de Jantetelco, en la jurísdicción de Cuernavaca.

En ese tiempo, comenzó a simpatizar con las ideas liberales de los criollos, razón por la cual fue denunciado a las autoridades españolas poco antes de que diera comienzo la guerra.

En 1811 se fugó de prisión y se incorporó a las fuerzas insurgentes de Morelos, un día antes de la Batalla de Izúcar.

 José Maria Morelos lo nombró coronel de su estado mayor y le encomendó la formación de su propio cuerpo militar.

 Acompañó a Morelos en el sitio de Cuautla del 9 de febrero al 2 de mayo de 1812, en donde demostró con gran destreza sus disposiciones militares y un gran valor.

Ya como teniente general, participó en la toma de Oaxaca el 25 de noviembre de 1812. El 9 de enero de 1813 derrotó al realista Manuel Lambrini en Tonalá.

Morelos reconoció la habilidad de Matamoros para la guerra, y lo elevó al rango del lugarteniente general.

El primero de diciembre de 1813, unos días después de declarada la independencia de la América Septentrional, Matamoros se reunió en Cutzamala de Pizón, Guerrero, con Morelos, Nicolás Bravo y Hermenegildo Galeana, y de ahí se dirigieron a Valladolid.

El 23 de diciembre de 1813, Matamoros participó en un intento de toma Valladolid, que resultó un desastre para el Ejército Insurgente, porque las tropas de Hermenegildo Galeana y Nicolás Bravo fueron repelidas en varias ocasiones.

 Esa noche, los insurgentes se replegaron a las Lomas de Santa María, a las afueras de la ciudad, donde las tropas de Agustin de Iturbide y Ciriaco del Llano atravesaron la infantería insurgente, y, tras causar un verdadero desastre, abandonaron el campo, dejando a los insurgentes  confundidos por las sombras de la noche,  de tal forma que se combatían entre sí.

Morelos ordenó a Matamoros trasladarse con el resto del ejército insurgente a la Hacienda de Puruarán, donde el 5 de enero de 1814, Llano e Iturbide los atacaron de nuevo y Matamoros, quien estaba al mando de las tropas insurgentes, fue hecho prisionero por el dragón José Eusebio Rodríguez

El 24 de enero Morelos, ofreció al virrey Félix María Calleja, la vida de doscientos prisioneros españoles a cambio de la libertad de Matamoros, pero ni así lo pudo recuperar.

Matamoros fue degradado de su condición sacerdotal, entregado a las autoridades civiles y encontrado culpable de “traición” a Fernando VII.

Fue ejecutado en el Portal del Ecce Homo (hoy Portal de Matamoros) de Valladolid el 3 de febrero de 1814.

El 16 de septiembre de 1823, Matamoros fue honrado como Benemérito de la Patria. Los restos del héroe, depositados provisionalmente en la capilla de los Terceros de San Francisco, de Morelia, fueron trasladados a la Ciudad de México , donde descansan en la Columna de la Independencia .

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: