CON EL AGUA AL CUELLO

30 Jun

Desde la última ocasión en que los mexicanos fueron a las urnas a elegir presidente, hace seis años, la deuda contratada por el sector público federal se ha disparado hasta alcanzar un nuevo máximo histórico. Al cierre de mayo del 2012 la deuda neta total del gobierno federal y de las empresas de control estatal llegó a 4 billones 988 mil 227.7 millones de pesos cantidad superior en 152 por ciento a la registrada en junio de 2006, según datos divulgados este viernes por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Los intereses pagados por el sector público a los acreedores, en estos seis años, sumaron un billón 301 mil 576 millones de pesos, 65 por ciento del saldo que tenía la deuda en junio de 2006, aun cuando los pasivos no dejaron de crecer, mostró la información oficial.

En el tiempo transcurrido desde la última elección presidencial, el sector público federal contrató nuevo endeudamiento por 3 billones 8 mil 791 millones de dólares o, expresado de otra manera, los pasivos han crecido un ritmo de mil 393 millones de pesos diarios, toda una marca.

Medida por habitante, y si sólo se toma en consideración la deuda del sector público, el endeudamiento per capita creció de 18 mil 958 pesos en junio de 2006 a 44 mil 404 pesos en mayo de este año, de acuerdo con los datos actualizados este viernes por la SHCP.

Así, la deuda que carga CADA UNO DE LOS HABITANTES del país, sin importar su edad, sexo o condición social, se incrementó 134 por ciento en los 2 mil 160 días transcurridos desde la pasada elección presidencial.

Los cálculos sobre el endeudamiento corresponden sólo a las obligaciones del gobierno federal y de las entidades bajo control presupuestario, como Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad contratados en el mercado interno y en el extranjero. No incluyen los pasivos del sector privado ni los contratados por la banca privada.

En junio de 2006, la deuda neta total del sector público federal sumó un billón 979 mil 436.7 millones de pesos, cantidad que fue equivalente a 20 por ciento del producto interno bruto (PIB) de ese año, de acuerdo con los datos de la SHCP. En 2012, el monto al que llegó la deuda neta del sector público es equivalente a 32 por ciento del PIB calculado para este año que, según Hacienda, llegará a 15 billones 164 mil 900 millones de pesos.

El mayor crecimiento en el saldo de los pasivos del sector público correspondió a la contratación de deuda en el mercado financiero local, en el que los acreedores son sobre todo los bancos privados, fondos de pensiones e inversionistas del exterior.

La deuda interna neta del sector público pasó de un billón 246 mil 108.9 millones de pesos en junio de hace seis años a un monto de tres billones 370 mil 225.5 millones de pesos en mayo pasado, según los datos de la SHPC. Esta variación significó un crecimiento, en ese periodo, de 170 por ciento.

En lo que corresponde a la deuda externa del sector público federal, el saldo creció de 64 mil 342 millones de dólares en junio de 2006 a 116 mil 261.7 millones de dólares en mayo pasado, lo que significó un incremento de 80.7 por ciento, de acuerdo con los datos de la Secretaría de Hacienda.

Una cosa es pedir y otra pagar. A la par del aumento en el saldo de las deudas interna y externa del sector público federal, el costo de los intereses pagados a los acreedores en estos seis años triplica el presupuesto público asignado al desarrollo social, muestran los datos oficiales actualizados ayer por la Secretaría de Hacienda.

El gasto relacionado exclusivamente con el pago de los intereses y comisiones por las deudas interna y externa del sector público sumó, entre junio de 2006 y mayo de este año, un billón 301 576 millones de pesos, según la SHCP. Se trata de una cantidad que, en términos comparativos, prácticamente triplica el presupuesto del gobierno federal para la Secretaría de Desarrollo Social en el mismo periodo, que fue de 349 mil 424 millones de pesos.

Así, la deuda en estos seis años creció en tres billones ocho mil 791 millones de pesos. Y se pagaron intereses por un billón 301 mil 576 millones de pesos, un monto que equivale a 65 por ciento del saldo total de esa misma deuda al finalizar junio de 2006.

Por este y otros motivos, Felipe Calderon Hinojosa y sus colaboradores, asi como diputados y senadores que votaron para aprobar iniciativas en contra de México y sus ciudadanos, deben ser llevados a juicio a la mayor brevedad posible.

Fuente: La Jornada

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: